CADA DÍA SEGUIMOS EN CAIDA LIBRE

0
1087

En el año 2015 ¿Cuáles son los progresos y avances de Huarmey?

Sin título

24-01-2016.- Si revisamos lo acontecido en materia de progreso y desarrollo con el nuevo gobierno local, se puede decir que poco o casi nade se ha hecho, esto a buen entender de la ciudadanía, porque hasta la fecha no hay la percepción popular de que estamos progresando, se habló de un cambio, pero este ni siquiera se nota en la estructura del aparato burocrático que se maneja en la comuna, por ejemplo el camión recolector de la basura sigue aburriendo a la gente con el mismo cantar de la gestión anterior, en los pasillos del local municipal uno encuentra casi a la misma gente, algunos que trabajan verdaderamente, otros que lo hacen a medias y otros que prácticamente están de adorno, porque hay que pagar el favor político, el ritmo es el mismo de antes.

La burocracia de siempre, para hacer un documento o un pequeño pago o cobro u otro servicio, en algunas oficinas de la municipalidad, esto tiene que pasar por muchas manos que en vez de ayudar, pareciera que pretenden hacer caer a la gente no sabemos con qué malas intenciones; no se sabe si esos funcionarios públicos estudiaron verdaderamente, se graduaron de qué, o pasaron por agua caliente, porque muchos de ellos no tiene ni la menor idea de su trabajo, ni de los  buenos modales de cómo se debe de tratar a la ciudadanía o usuarios; se les tiene de un lado para otro y por casos simples se demoran una eternidad en darles solución, piensan que la gente está ociosa como algunos de ellos para perder horas tras horas sin hacer nada ¿Acaso ha quedado institucionalizado, eso de que cuanto hay para que tus pagos o servicios en la municipalidad se hagan con prontitud? Y a la mala. Queee, con la plata baila el mono.

 Otra cosa que aún no cambia, es que a  nadie de los pesos pesados de la corrupción se le abre proceso administrativo, solo a los hinchas celestes,  los más pavos. Los encargados de hacerlo se hacen los locos y los que deben de poner las cosas en orden miran con disimulo, temen que les vaya a picar el…  los regidores no saben nada, no opinan, ni tampoco quieren comprarse problemas ajenos, como si esa no fuese su función. Habría que recordarles que fueron elegidos para fiscalizar y cautelar los intereses de Huarmey, muy claro lo dice la ley, así tengan que chocar con la crema y nata de la corrupción, aunque estos sinnn, vergüenza alguna digan como el chato, Hart, solo sé que yo no fui, yo no fui.

Aun así las denuncias de parte de la municipalidad contra algunos funcionarios y ex funcionarios siguen a todo dar, por la pérdida de muchos millones de soles, malversación de fondos, etc. etc. Según ha denunciado el procurador municipal por encargo del alcalde, pero hasta ahora no pasa nada, parece que a la corrupción le llega altamente las denuncias porque ni cosquillas les hacen ya que estos personajes siguen como si nada hubiesen pasado, con la faz recontra dura.  Y con la sangre congelada.

Según las buenas lenguas, ahora ya no manda ni ordena el gerente municipal, pareciera, pareciera que ahora se gobierna desde otra gerencia y que supuestamente desde allí se tejen todos los hilos para hacerla linda y que siga la impunidad, ya que según el propio alcalde, él no puede hacer nada de nada para exterminar la corrupción en el municipio, porque si no, lo meten preso. Lo dijo desde que asumió su gestión y aún se mantiene con el mismo susto, o quizás con el mismo pensamiento. La invocación que hizo la teniente alcaldesa al señor alcalde de cortarles la cola a las ratas, ha quedado en un gran sueño, las ratas siguen con la cola más larga e inclusive ahora usan uñas y dientes para seguir rohiendo a sus anchas por falta de autoridad y un buen manejo municipal de quienes deberían de promover la decencia la honestidad y transparencia en los estamentos públicos, como diría el chavo del ocho, se aprovechan de mi nobleza.

 Los proyectos sociales siguen teniendo las mismas trabas, los mismos recortes presupuestales de siempre, y se dice que lo siguen manejando algunos amigos incondicionales de Antamina. ¿Qué, extrañan sus viajecitos, su cebichito, sus chelitas. ¿Cuál es el negocio? Yo no sé.

¿AUTORIDADES DOMADAS O DOMINADAS POR ANTAMINA?

Todo parece que así es, literalmente, la minera hace de las suyas en las propias narices de las autoridades y estas, solo atinan a respirar profundamente y tragarse la contaminación de sapo, culebra, rana y víboras con cianuro, estroncio, zinc y todos los metales pesados que les pueda dar la minera, para atontarlos y adormecerlos, ya que con esta comida rara o subterfugio se quedan quietitos y a todo lo que le digan dicen sí. Solo reniegan por un momento después le dan su caramelito y se olvidan de sus pataletas; por ejemplo el caso del hospital comenzó con carrera de caballos y termino con parada de mulas.

Desde el mes de febrero la minera monto un gran show, denominado “Hospital de apoyo de Huarmey” se trajo de Lima a una serie de funcionarios habidos y por haber de diferentes ministerios, para comenzar con su jugada maestra y luego engatusar al pueblo y autoridades; la burla comenzó cuando al alcalde lo tuvieron de cholito o tonto útil, haciéndolo corretear a diversos confines con la finalidad de que consiga un nuevo terreno para la construcción del anhelado hospital, cuando este logró tal cometido le dijeron que ya no, porque el nosocomio se iba a construir en el mismo sitio, el alcalde gritó, pitio, pero luego se quedó callado; porque la minera estaba haciendo un trabajo paralelo con sus allegados del hospital; y para clamarlo le regalaron unos tachos de basura y parcharon la plaza de armas de mal gusto; después le recortaron el presupuesto, también el alcalde gritó, renegó e hizo muchos ademanes, pero después se quedó calladito la boca y se calmó, aunque seguía diciendo que Antamina lo estaba paseando y por último, se ha anunciado que el hospital de Huarmey no será posible porque en la relación de hospitales que se van a construir en todo el país publicado por el diario oficial el peruano, no figura el centro hospitalario de Huarmey, aquí si el alcalde no ha dicho absolutamente nada, se calló y se calló y Huarmey se judío. La minera la hizo tal como lo habría planeado, distraer a la gente, entusiasmarla, engatusarla, para que todo el mundo se olvide de que estos señores no están cumpliendo con su responsabilidad social, y siguen con la contaminación ambiental, que como es sabido es producido por el impacto del trabajo de la minería.

Hay que recordar, según versiones populares, que para hacer este trabajito la minera tuvo muchos operadores que trabajaron arduamente para que las luchas del pueblo en contra de Antamina no prosperen, hasta el momento la minera va ganado otra batalla, pero no la guerra.

Verdaderamente esto pasa porque las autoridades elegidas legítimamente y democráticamente no responden al clamor popular, acaso sus intereses personales es más fuerte que las necesidades de la ciudadanía que los eligió.

Señor alcalde Ud. Tiene que aclarar muchas cosas, como por ejemplo: cuál es su relación con Antamina, la gente está muy confundida, Ud. Denuncia que la minera lo maltrata, lo pasea, le juega sucio a su pueblo, pero sin embargo, después Ud. Se calla y no dice nada. ¿Está trabajando o no con Antamina?

Aunque la minera en su última nota de prensa sin número, pero de fecha 17 de noviembre del 2015, pretende hacer creer a la opinión pública que están realizando un trabajo en armonía con la comunidad, también señalan que vienen trabajando de manera conjunta con la municipalidad y el señor alcalde. ¿Aaa quién le creemos? Mientras haya indiferencia de la gente huarmeyana con su pueblo, la corrupción, la maldad, la injusticia y todos los males seguirán reinando en estas nobles tierras, donde el león dormido duerme más que un oso en su invernadero.

JUAN JOSE ALMEYDA SUNG