Socializar

FacebookTwitterRSSMySpacePicasaFlickrLastFMLinkedInYoutubeVimeoDeliciousStumble UponDeviantartDiggFourSquare

Suscribete por Email

El Castillo de Huarmey

Conozca nuestro monumento complejo arqueológico El Castillo

 El Castillo de Huarmey se encuentra localizado a 1 Km. del distrito de Huarmey, en dirección Este y hacia el lado Norte del valle. Se encuentra ubicado entre las coordenadas 78˚ 08′ de longitud Oeste y 10˚ 03′ de latitud Sur.

Principales Investigaciones Arqueológicas en el Castillo de Huarmey

AÑO

INVESTIGADOR

INVESTIGACION

AÑO DE PUBLICACION

1950

Ernesto Tabío y

Duccio Bonavia

Reconocimiento en el Valle de Huarmey.

(Tabío 1977 y Bonavia 1982)

1958

Misión Japonesa Estudios de sitios arqueológicos del valle de Huarmey, no hace referencias al Castillo.

(Ishida et. al. 1960)

1960

Donad E. Thompson Estudios de sitios arqueológicos realizando un bosquejo de la evolución cultural del valle de Huarmey.

(Thompson 1966)

1960

Hans Horkheimer Catalogo de sitios arqueológicos de la costa Norte del Perú. Interpreta al Castillo con el nombre de Pedregal.

(Horkheimer 1965)

1979

Frédéric Engel Elaboro un croquis y tomo datos acerca de su arquitectura.

(Ángel 1979)

1979

Alberto Bueno Estudia el problema de las excavaciones clandestinas en el valle de Huarmey, haciendo referencia al Castillo.

(Bueno 1979)

1963

Heinrich Ubbelohde-Doering Reúne una colección material superficial conformada por  tejidos, cerámica y fragmentos de madera provenientes del Castillo.

No se publico.

1985

y

 1986

Heiko Prümers Reconocimiento sistemático de sitios arqueológicos del valle de Huarmey. Analiza material cultural de superficie (textiles, cerámica, madera y mates pirograbados) del Castillo de Huarmey. 

 

(Prümers 1990)

 

El complejo arqueológico actualmente se encuentra rodeado por terrenos de cultivo y por la apertura de una trocha carrozable que corto al sitio en sus extremos Sur y Este. El sitio arqueológico esta compuesta por tres sectores muy bien definidos:

 1.PLATAFORMA DE ADOBES:

Este montículo es uno de los componentes del sitio arqueológico que más ha despertado la curiosidad de los investigadores y del cual se tienen mayores datos respecto a su arquitectura y elementos culturales presentes en su superficie. Presenta un área aproximada de 270 m. de largo por 60 m. de ancho Consiste en una construcción platafórmica construida en base a adobes sobre un promontorio rocoso, provista de un sistema de muros de contención verticales los que subían de grado en grado con delgados resaltos hacia la plataforma. La arquitectura presentan dos tipos de muro: de adobes y mampostería. En ambos tipos sobresalen vigas horizontales de madera colocadas regularmente distanciadas para formar hileras.

Sobre la cima de la plataforma existen una serie de muros que corresponden a cuartos que presentan una disposición irregular y la mayoría de estos no presentan vanos de acceso que permitan el libre transito de un cuarto a otro.

Los muros de adobes, en su mayoría, están enlucidos con una fina capa de barro y contienen restos de pintura de color rojo y blanco. El grosor de los muros alcanzan un ancho que va de 70 a 80 cm. y el máximo de 1.10 m. Los adobes son lisos  y de forma rectangular de 30 a 35 cm. de largo por 20 y 25 cm. de ancho y 15 a 20 cm. de alto. Algunos adobes presentan marcas de improntas de pies, manos, y motivos geométricos.     

Para el caso de los muros de mampostería estas se limitan solo a la parte norte de la plataforma, en donde se puede apreciar que las piedras no son trabajadas y están colocadas en capas gruesas de argamasa de barro. Esta técnica de construcción es similar a la típica arquitectura Huari del sitio arqueológico de Conchopata. (Isbell, 2000). Estos ambientes presentan dimensiones de 1.5 x 1.5 y 3.2 x 3.15 m. En algunos casos los muros contenían nichos que estaban tapados por uno o varios dinteles de madera y solo tres de ellos presentaban un fino enlucido.

Al parecer estos correspondían a nichos funerarios (según información de huaqueros de la zona), cuyos entierros encontrados allí representan a contextos funerarios laterales con ajuares modestos, mientras que los contextos principales se encontrarían en los recintos tapados en donde se encuentran los nichos. Los individuos fueron colocados en posición dorsal extendida (patrón típico de los Moche) y en algunos casos fueron enfardados en posición flexionada sentada (típico de entierro Huari).

De acuerdo a la disposición irregular de los cuartos, la inexistencia de basura domestica y la cantidad considerable de tumbas profanadas nos hace suponer que el montículo del Castillo corresponde a una plataforma funeraria, diseño constructivo típico de la costa norte, sobre todo muy característico de la cultura Moche. Así mismo, la existencia de adobes marcados parece corroborar la presencia de los Moche en esta parte del valle de Huarmey. Sin embargo, no solo se evidencia una ocupación de los Moche si no también existen evidencias de la influencia de los Huari.

 1.-CENTRO URBANO:

Se encuentra ubicado hacia el lado Norte de la plataforma funeraria, sobre una pequeña planicie delimitada por un promontorio rocoso en su lado Norte y Este. Presenta un área aproximada de 100 m. de largo por 60 m. de ancho.

El mal estado de conservación en que se encuentra este sector nos limita a hacer solo una descripción de este sector.

el-castillo1En esta área se puede apreciar una serie de muros de adobes que podrían corresponder a ambientes, posiblemente habitacionales, los cuales presentan un enlucido muy bien elaborado en base a arcilla fina. Debido al mal estado de conservación es un poco dificultoso determinar la disposición de los ambientes, Salvo en algunos casos en donde se puede apreciar una hilera de tres ambientes de forma cuadrangular que podrían pertenecer a pequeños depósitos. Otros ambientes podrían haber albergado a encajonamientos funerarios los cuales evidencian una construcción muy bien elaborada.

A diferencia de la plataforma funeraria esta área contiene gran cantidad de basura domestica compuesta por restos malacológicos, restos vegetales, fragmentería de cerámica domestica, pero además existen restos óseos de humanos. 

 1.-CEMENTERIO:

Se ubica hacia el extremo Oeste del sitio arqueológico, sobre una planicie pequeña circundada por afloramientos rocosos del Cerro Campanario. Presenta un área que abarca aproximadamente 170 m. de largo por 160 m. de ancho 

el-castillo2El cementerio ha sido definido por la gran cantidad de restos humanos dispersos en superficie proveniente de las tumbas excavadas de manera clandestina, las cuales debieron estar construidas en base a cámaras funerarias, construidos en base adobes. Así mismo, se puede evidenciar fragmentos de textiles, cerámica fragmentada, fragmentos de mates, en algunos casos con diseños, corontas de maíz, restos malacológicos,  restos vegetales, material lítico y artefactos de madera.   

 Es de suma importancia que toda esta información debe ser corroborada por investigaciones científicas que contemplen excavaciones sistemáticas que nos permita entender el comportamiento arquitectónico y sobre todo establecer una secuencia constructiva y cultural del sitio arqueológico del Castillo. Así mismo, es necesario hacer un llamado a las autoridades del distrito de Huarmey a tomar conciencia respecto a nuestro patrimonio cultural y ejecutar acciones de emergencia que permitan recuperar este sitio arqueológico que se ve cada día amenazado por los constantes saqueos clandestinos.         

Comparte esta Noticia

2 Respuestas a El Castillo de Huarmey

  1. espe

    5 junio, 2010 en 4:08 pm

    no me ayudo en nada :evil:

  2. Luis Gamarra Meza

    27 junio, 2011 en 11:25 am

    “El Castillo” ,hoy en día no queda nada de lo fué hace 40
    años atrás que sí era un verdadero Castillo que nos dejaron nuestros antepasados, estaba casi intacto hasta que gente de acá de Lima llegaron
    y empezaron a profanarlo llevándose gran cantidad de vasijas y otros objetos de oro, tanto así que dejaban los huacos, mantos y otros esparcidos por el
    rededor de los forados que hacían, inclusive encontrabamos momias intactas
    que por la edad que tenía al igual que mis hermanos( entre 12 y 15 años de edad), ignorábamos el valor que tenían todos éstos hallazgos. Yo y mis her
    manos frecuentábamos éste gran castillo puesto que mi abuelo Q.E.P.D. Agustín Meza tenía sus tierras al pié del mismo Castillo. Hoy en día solo puedo decir que “El Castillo” fué realmente UNA BELLEZA.

    Lo dice ,
    Luis Gamarra Meza , bién huarmeyano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>