La exterminación de la fauna marina

0
178

Por: Juan Rebaza Carpio

DelfinesLos atentados contra nuestra fauna marina, vienen sucediéndose desde hace una veintena de años, y generalmente son denunciados por ambientalistas y organizaciones independientes responsables, sin que las autoridades gubernamentales, implementen medidas disuasivas y sanciones determinantes. Las matanzas ilegales e indiscriminadas de delfines, denunciadas por la ONG “Mundo Azul”, las vienen realizando pescadores artesanales, y armadores de mayor escala como los atuneros, y nos recuerda que a mediados del año 2012, a las constantes varadas de cardúmenes de pescado, se añadió la extraña mortandad de miles de delfines, lobos y aves marinas, que desnudaron la lamentable incapacidad del IMARPE (Instituto del Mar del Perú), cuando luego de algunos meses, anunció que dichas muertes tenían una causa natural, y no por la alteración provocada por exploradores y explotadores de petróleo crudo y gas, quien actuaron afianzados por un cuestionado Informe de Revaluación Sanitaria, emitido por SANIPES (Servicio Nacional de Sanidad Pesquera).

Juan_Rebaza_Carpio1Los delfines son cetáceos que viven en pequeños grupos, y son considerados los animales más inteligentes después del hombre, demostrando organización cuando algunos de ellos se dedican a buscar comida, mientras otros se ocupan de la protección de la manada. Además, confirman una gran solidaridad, al auxiliar a otros delfines heridos o enfermos, para que se mantengan encima de la superficie del mar, y evitar ahogarse; e identificado con el hombre, suele socorrerlo ante el acecho de los tiburones u otros peligros. Pero también los delfines, se dedican a consumir los peces seniles y enfermos, cumpliendo una labor de vigilante sanitario del mar, minimizando los procesos infecciosos entre las especies, y preservando la salubridad y reproducción de recursos pesqueros; demostrándose así su gran importancia en la preservación de la vida marina.

PRODUCE (Ministerio de la Producción), está encargando al ineficiente IMARPE, un estudio sobre la ilegal matanza de los delfines y el daño potencial al ecosistema, que dilatará la toma de acciones convenientes, pese a que la Ley N° 26585 del 29.04.96, ya decretó la protección  de especies como el delfín, señalando incluso penas de cárcel a los infractores, quienes llevados por la codicia, parecieran perseguir la destrucción de la naturaleza.

Mientras que científicos y ecologistas exigen protección para la fauna marina, los intereses económicos siguen presionando para exprimir al máximo la rentabilidad de los mismos, sin importar las consecuencias. Y cuando escasean y se reducen especies determinadas, la alta tecnología permite a la industria pesquera irresponsable, escudriñar y arrasar con los más recónditos lugares, que hasta hace pocos años permanecían vírgenes. Desde el inicio de la vida, el mar ha estado unido a todos los seres vivos de nuestro planeta, por lo que protegerlo, significa garantizar la subsistencia del universo y sus criaturas.